10 de abril de 2012

Caballito de madera

Tarde de otoño, caminando por las calles tranquilas.
Mi pequeño Augusto hizo un hallazgo: un trozo de madera viejo, con algunos hierros y tornillos oxidados.
Inmediatamente, como no podía ser de otra manera vimos lo que había que ver ¡un caballo!
Pero era sólo la cabeza, claro. Así que tuvimos que conseguirle un cuerpo, también de madera vieja y usada, por supuesto.


Ahora, sólo quedaba ponerse a trabajar. Desarmar, limpiar, lijar, pintar, volver a armar, atornillar...


Y así quedó, este caballo de madera, obra de Augusto, de Santiago y mía, claro.





Un nuevo habitante para mi Casa en el Árbol.


9 comentarios:

Mirita dijo...

Aaaaaaah! me muero de amor!

luis scafati dijo...

Es lo que se llama el arte, un abrazo.

Alejandra Karageorgiu dijo...

Mir, Luis, una alegría que pasen por acá. Gracias!
Abrazo.

Gustavo Aimar dijo...

Hermoso de verdad. En las fotos aparece como un caballo colosal.

Alejandra Karageorgiu dijo...

¡Gracias Gustavo!
El tamaño, ya ves, un poco más alto que el escalón y las macetas :)

Alexiev dijo...

Buenisimo Ale... me encanta... Mis hijas fliparian con uno así...

Saludos

http://www.alexiev.com.ar
Proyectos - Illustrations
Alexiev Store - venta de originales
@alexievg en twitter

alejandra karageorgiu dijo...

¡Si! Los míos, además de colaborar en el armado, cada tanto, cuando andan por mi taller, lo toman prestado para sus juegos :)

mEy! dijo...

¡Requete lindo! Esos pedazos de cosas que se encuentran tiradas por ahi son tesoros puros!

alejandra karageorgiu dijo...

¡Gracias, Mey! Si, así es. Y es como un juego encontrarlas y descubrir que secretos viven en ellas.